Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Problemas de pareja

Los problemas de pareja son muy comunes.

La pareja no es sólo la unión de dos personas, sino la conjunción de dos familias que ejercen su influencia y crean una compleja red de subsistemas.

La joven pareja debe establecer su territorio, con cierta independencia de la influencia de sus padres, lo cual no significa cortar la relación con sus familias de origen sino establecer como nueva familia que se está formando sus propias normas independientes de las de los padres de ambos.

Otro punto crucial en la pareja es la comprensión de que se requiere la cesión de una parte de la individualidad para ganar en complementariedad.

No es tarea fácil pues supone renunciar a algunos de nuestros gustos y hábitos particulares para llegar a una mutua adaptación.

Lamentablemente es frecuente que uno de los miembros de la pareja en la relación renuncie en exceso en sus costumbres y necesidades, quedando de esta forma sometido a los gustos del otro.

Así, mucha gente por no discutir y evitar posibles confrontaciones renuncia a sus amistades, hobbies, hábitos, etc. que para esa persona eran importantes antes de la relación, y se adapta a las amistades y forma de vida que su pareja propone.

La persona que cede, aunque pueda aparentar que no le importa, suele llegar un momento en que no puede soportar más y lo manifiesta, o de una forma clara sintiendo que se encuentra mal en su vida de pareja o lo enmascara a través de síntomas psíquicos como por ejemplo depresión, crisis de ansiedad, insomnio, etc.

La pareja debe elaborar una cantidad de acuerdos necesarios para vivir juntos. Deben acordar nuevas maneras de manejarse con sus familias, sus amigos, sus aspectos prácticos de la vida en común, y las diferencias que existen entre ellos como individuos.

 ¿Cuándo la pareja debe acudir al psicólogo?

Puede ayudar tanto a aquellas parejas con desaveniencias o fuertes conflictos como a aquellas que están a punto de la separación, ya que ésta supone la segunda forma de estrés más grave que una persona puede atravesar, y es muy difícil de soportar sin la ayuda de un profesional. También pueden beneficiarse aquellas parejas con relativamente pocos problemas, pero que se sienten aburridos, les falta la ilusión y el deseo de otros tiempos.

Scroll al inicio
Terapia de adultos