Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Depresión Infantil

La depresión infantil supone una alteración del estado de ánimo de forma brusca. El niño puede sufrir un cambio radical en su conducta habitual.

Esta alteración se presenta de muchas formas, con diversos grados y duración, y la sintomatología varía en función de la edad del niño.

Síntomas de la Depresión Infantil

Evidentemente, no todos los síntomas de la depresión infantil se dan a la vez en el mismo niño; hay niños que se muestran apáticos, otros agresivos, unos se vuelven inapetentes, otros comen en exceso. 

Síntomas afectivos

Tristeza, irritabilidad, falta de interés, llanto, desesperanza, cambios bruscos de humor.

Síntomas cognitivos

Falta de concentración, de memoria, de atención, sentimientos de inutilidad o culpa, baja autoestima, indecisión.

Síntomas motores

Pérdida de energía, cansancio, disminución o aumento de la actividad, insomnio o hipersomnia.

Síntomas sociales

Aislamiento, retraimiento.

Síntomas conductuales

Desobediencia, riñas, protestas, rabietas, indisciplina, conducta agresiva.

No existen dos depresiones infantiles iguales. Es fundamental un diagnóstico correcto del problema para poder implementar el tratamiento adecuado.

Scroll al inicio