Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Prevenir la anorexia y la bulimia nerviosas

¿Qué son la anorexia y la bulimia nerviosas?

Son problemas de salud que se manifiestan como transtornos del comportamiento alimentario y que sino se tratan pueden poner en riesgo la vida de quien los sufre.

¿A quién afecta?

Principalmente a las mujeres, aunque también hay hombres que lo padecen. Pueden aparecer a cualquier edad pero es más en la adolescencia debido al momento vital de cambio y búsqueda de la propia identidad. Es un proceso que se inicia muy sutilmente y en un primer momento puede pasar desapercibido.

¿En qué se parecen la bulimia y la anorexia?

Su preocupación obsesiva por no engordar, aun cuando el peso es normal o este incluso por debajo de lo saludable. La comida se convierte en el eje principal  de las preocupaciones del enfermo y le lleva a desantender otros aspectos de su vida.

¿En qué se diferencian?

La diferencia de ambos trantornos radica en el comportamiento que tiene el enfermo ante la comida. Puede darse el caso de que una persona sufra de ambos transtornos bien de forma alternativa o sucesiva.

La anorexia nerviosa

Se caracteriza por un miedo exagerado a engordar y por una distorsión de la imagen corporal que hace que las personas que la padecen se vean y sientan gordas cuando no lo estan.

Esto les lleva a realizar entre otros los siguientes comportamientos: 

-Comer cada vez menos

-Realizar ejercicio fisico con la única idea de adelgazar

-Vomitar y/o utilizar diuréticos y laxantes con la finalidad de perder peso

La excesiva perdida de peso tiene unas repercusiones fisicas inicales como retirada de la regla, la caida progresiva del pelo o la sequedad de piel. En fases más avanzadas pueden poner en riesgo su vida por problemas de desnutrición, corazón y circulación, desequilibrios hormonales, etc.

 

Bulimia nerviosa

Junto con el miedo a engordar se une un sentimiento de perdida de control con la comida, siendo caracteristicos los atracones compulsivos. Para contrarrestar estos atracanos suelen provocarse vomitos y usan laxantes en exceso.

Estos comportamientos provocan una gran verguenza por lo que suele realizarse a escondidas. Por ello,  y porque en la bulimia el peso puede ser normal, este trastorno es menos visible.

 

En ambos trastornos el problema no es la alimentación es la forma en la que la persona se valora y percibe a sí misma. Es un problema de salud mental que tiene tratamiento. En el Gabinete Psicológico Santa Eugenia tenemos más de 25 años de experiencia en el tratamiento de este tipo de transtornos. No dudes en consultarnos cuál es tu situación, estaremos encantados de ayudarte.

Scroll al inicio
Terapia de adultos