Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Trastorno por Déficit de Atención con o sin Hiperactividad​

El “TDAH” (Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad) está definido según tres conceptos: falta de atención, impulsividad y sobreactividad.

Falta de Atención

La falta de atención suele ser descrita por padres y profesores con frases como “nunca terminan lo que empiezan”, “no se concentran”, “se distraen con facilidad”, “hay que estar siempre encima de ellos”, etc.

La impulsividad se manifiesta en conductas tales como la incapacidad del niño para esperar su turno en situaciones académicas o de juego, asumir riesgos innecesarios que le llevan a padecer caídas y lesiones, poca tolerancia a la frustración, dificultad para realizar tareas en las que no obtienen refuerzo inmediato, dificultades para seguir instrucciones y tendencia a responder precipitadamente a preguntas que no terminan de escuchar.

La sobreactividad podríamos definirla como la presencia de niveles excesivos de actividad motora o verbal. 

Son niños que hablan continuamente, casi siempre se están moviendo, etc.

La hiperactividad conlleva en los niños problemas de relación con sus compañeros, problemas de disciplina, fracaso escolar y déficit de autoestima.

Ante estos síntomas es importante realizar una valoración psicológica e iniciar una Psicoterapia.

Según nuestra experiencia con niños diagnosticados de “TDAH”, este diagnóstico no siempre está justificado y no contempla suficientemente la complejidad de variables psicológicas que determinan el comportamiento del niño. 

Lo fundamental es tratar sus síntomas, por el sufrimiento psíquico que conllevan, y no encasillarle con un diagnóstico dudoso que podría perjudicarle.

En el Gabinete Psicológico Santa Eugenia somos especialistas en el tratamiento de los problemas psicológicos del niño.

Si tu hijo presenta síntomas que hayan llamado tu atención no dudes en consultarnos.

Scroll al inicio